Palabras de la Directora

Por: Ángela Plazas Rodríguez, Coordinadora de la Oficina de Egresados y Exalumnos.

La Oficina de Egresados y Exalumnos comprometida con los graduados desde una perspectiva de responsabilidad social y mirada ética; la propia responsabilidad que tiene la Universidad con los profesionales formados y con el interés de mantener un estrecho vínculo de doble vía con ellos, como parte vital y dinámica que son de la comunidad Unicentralista. Se ha puesto como meta fortalecer al egresado como actor activo de la Universidad Central, de manera que se hagan visibles sus derechos y también sus deberes y responsabilidades hacia su Alma Máter.

Construir el vínculo con la Institución durante el proceso de formación de los estudiantes en la Universidad, ha implicado realizar un Programa Integral de Cambio Cultural, desde la Oficina de Egresados y Exalumnos, para sensibilizar a toda la Comunidad Unicentralista, sobre la importancia, visión y actitud frente a los futuros graduados.

En relación con el apoyo para la incorporación al mercado laboral, se dinamizaron los procesos de intermediación laboral de los estudiantes y egresados, mediante varias estrategias que fortalecen la divulgación de las ofertas laborales internas y externas. Entre estas estrategias se encuentran el portal del Empleo.com que ya viene funcionando, la consolidación de la Bolsa de Empleo de la Universidad y la organización de ferias empresariales con la participación de empresas interesadas en nuestros próximos profesionales y graduados.

Por otra parte se sigue trabajando en estudios de empleabilidad para crear escenarios de debate, reflexión y consulta sobre las necesidades y expectativas de los egresados; lo que pide el mercado laboral y los sectores productivos, para la organización y actualización de los apoyos y servicios que ofrece la Universidad. Además se brinda una asesoría y acompañamiento permanente para los egresados interesados en la creación de empresa.

La consecución de convenios de servicios para el egresado que redunden en su beneficio y se perciban como un valor agregado que le ofrece la Universidad, hace parte del proyecto que ha emprendido la Oficina de Egresados y Exalumnos. Entre estos convenios cabría mencionar, por ejemplo, el que ya está funcionando con COLSANITAS, que le brinda una tarifa preferencial en sus servicios, por ser egresado de la Universidad Central.

La modernización de la Página web, es otro de nuestros proyectos ya adquiridos con la Oficina de Cooperación Universitaria, OCU. La Plataforma Alumni centra su importancia en la promoción y divulgación de todos los servicios, beneficios y asociación de redes ubicados un espacio exclusivo para consulta y participación de los Egresados Unicentralistas.

La realización de 20 eventos durante el 2015 en los que participaron más de mil egresados de todas las carreras; da cuenta del acercamiento que hemos logrado con nuestros profesionales.

La invitación es para que ¡Todos! Los 39.774 Egresados participen en nuestros eventos, se acerquen a la Oficina de Egresados y nos cuenten sus proyectos o nos permitan visitarlos. ¡Queremos saber de Ustedes! ¡Compartan sus triunfos y logros profesionales y personales! La invitación queda abierta.

Felices Fiestas




Ceremonias de Grado de Octubre


Los pasados 27 y 28 de octubre de 2015 se llevaron a cabo las ceremonias de grado de la tres facultades de la Universidad Central: la Facultad de Ingeniería, la Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Arte y la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables.

El 27 de octubre a las diez de la mañana fue el turno de la Facultad de Ingeniería que graduó a 130 nuevos unicentralistas que escucharon atentamente las palabras de Jineth Bedoya, periodista y comunicadora social de la Central, subeditora de El Tiempo, que inspiró con un conmomedor y valiente discurso a todos los asistentes. A nivel de pregrado se graduaron: 41 ingenieros ambientales, 9 ingenieros de sistemas, 7 ingenieros electrónicos, 40 ingenieros industriales y 28 ingenieros mecánicos. Además de un especialiista en Gestión de Tecnología de Telecomunicaciones y 4 especialistas en Mecatrónica Industrial Virtual.

A las tres y media de la tarde fue el turno de la Facultad de Ciencias Sociales Humanidades y Artes que graduó: un maestro en Arte Dramático, 22 comunicadores sociales y periodistas, 3 maestros en Creación Literaria, uno en Estudios Musicales y 61 publicistas a nivel de pregrado. A nivel de posgrados se titularon: dos especialistas en Creación Literaria y un magíster en Intervención en Sistemas Humanos, para un total de 91 egresados. El invitado especial de esta ceremonia fue Andrés Hoyos, director y fundador de la Revista El Malpensante.

El 28 de octubre fue el turno de la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables. Por la mañana con una aplaudida intervención del actor Nicolás Montero, se graduaron: un magíster en Gestión de Organizaciones, 40 especiallistas en Auditoría y Control, 25 en Ciencias Tributarias, 19 en Gerencia Estratégica de Costos y 4 en Revisoría Fiscal, con un total de 89 unicentralistas a nivel de posgrados. Al instante siguieron: 15 nuevos administradores de empresas y 6 economistas, para gran total de 110 egresados unicentralistas.

En la tarde, en el mismo horario de las ceremonias del día anterior, se graduaron 76 contadores públicos y 25 profesionales en Mercadología, para un total de 101 egresados que escucharon atentamente las palabras de la catedrática de la Universidad del Rosario, Carmen Saldías.

Como saldo final, le damos la bienvenida al mundo profesional a nuestros nuevos 432 egresados unicentralistas que se graduaron con ceremonia. ¡Felicitaciones!




Encuentro de Egresados de Administración de Empresas

El viernes 6 de noviembre a las 6:00 p.m., el Departamento de Administración de Empresas y la Oficina de Egresados y Exalumnos, convocaron en la sede norte a todos los egresados de esta carrera para celebrar un encuentro inolvidable.

Con mucha puntualidad inició el evento, que encontró en la palabras del profesor Jonathan López Hurtado un cálido recibimiento. Acto seguido fue el turno de la Oficina de Egresados, con la representación de María Alejandra Rebellón, que expuso todos los servicios que están activos para los egresados. Luego la doctora Francisca Rojas ofreció unas palabras que dispusieron a los asistentes a la conferencia: Las ciudades sostenibles y su impacto en las operaciones logísticas de las organizaciones.

El encuentro fue un éxito completo porque, al son cubano y con el sabor de una buena copa de vino, se homenajeó a todos los administradores de empresas que se reunieron una vez más en su casa, la Universidad Central.

>
Alberto Peñuela Montoya: un administrador de empresas con objetivos y principios

Lo que ha de salir bien siempre se desarrolla sin contratiempos, ese fue el pensamiento que me embargó cuando iba de camino a entrevistar a nuestro egresado destacado de noviembre de Administración de Empresas para el boletín mensual.

Salí muy temprano para la cita y a pesar que no se dio en un lugar central, el sol hizo más cálido el viaje y fue el acompañante ideal hasta el kilómetro 2,5 de la Autopista a Medellín. Habíamos quedado en vernos a las diez de la mañana y quería que todo fuera perfecto, esperaba no llegar tarde ni mucho menos perderme en el camino, entonces ultimé todas las indicaciones y aun así me perdí. Pero sin importar el tropiezo inesperado y por un camino de trocha, a punta de guías de los guardias de los complejos empresariales vecinos, llegué a Morenos Ltda.

El primer contacto con Alberto Peñuela fue cordial, como él. Un hombre de aspecto amable y sonrisa ligera me recibió para compartir conmigo lo que sería un pedazo de su vida a lo largo de la amena conversación de ese miércoles.

Por: Felipe Laverde Salamanca
Nuestro egresado nació en la ciudad de Bogotá y realizó sus estudios de primaria en el externado Ismael Perdomo para luego culminar su educación básica en el Instituto Técnico Central. Movido por su naturaleza visionaria y por el gusto que siempre le ha tenido al aprendizaje, entró a estudiar al SENA, Contabilidad y Costos, sin pensar que esa decisión le iba a marcar el rumbo de su vida.

Con el pasar de los días, Alberto se dio cuenta que tenía afinidad con los números y los buenos resultados no se hicieron esperar.

A la edad de 18 años una amiga de su hermana fue a visitarlos a su casa y les contó que había entrado a trabajar a la Flota Mercante Grancolombiana, definiendo a esa compañía como la mejor empresa del país, una aseveración que caló profundamente en él y se convirtió en su meta más próxima.

Alberto trabajaba desde los 14 años y debido a su esmero había sido recomendado para laborar en una compañía llamada Plásticos Jumbo, pero no se sentía cómodo allí debido al trato irrespetuoso de su jefe con su compañeros y con él, entonces renunció con la intención de buscar mejores alternativas. La Flota Mercante Grancolombiana para esa época era una de las empresas navieras más prestantes del país, debido a los servicios de importación y exportación de mercancías a nivel nacional e internacional que realizaba. Luego de las palabras de aquella mujer, Alberto lo único que quería era hacer parte de la Flota y gracias a su tenacidad e inteligencia logró ingresar.

La historia de cómo pudo trabajar allí fue el microretraro idéntico de lo que ha sido su vida y cómo su anhelo fue la gasolina que lo llevó a alcanzar sus sueños.

Un buen día iba pasando con un primo frente a la Flota, por la Carrera 13 Nº 27 – 75, entonces ingresó con la intención de encontrar trabajo y se dirigió al Departamento de Personal y subió al octavo piso. Apenas entró le dijo a la secretaria una mentira, afirmó que había visto un aviso en la prensa y ella habló con la sicóloga quien lo encaró unos instantes después y lo descubrió en su invento, al rato, paradójicamente, lo felicitó por su iniciativa y le dijo que al momento en que se presentará una oportunidad lo iba a llamar.

Al instante en que llegó a su casa le contaron que al otro día tenía que presentar un exámen para empezar a trabajar y gracias a su capacidad, obtuvo una calificación del 100 %, lo que lo hizo acreedor del puesto en el año de 1973.

En ese momento de la entrevista, nuestro egresado se llena de orgullo y suelta una de las frases más memorables de toda la plática:

“Todos los objetivos que tienes en la vida, se te cumplen, si tú quieres conseguirlos. Porque cuando uno tiene un objetivo está luchando por él y está pensando en cómo alcanzarlo”.

Estando el la Flota, las buenas noticias no dejaron de llegar y en la compañía le brindaron la posibilidad de seguir estudiando. Alberto era muy cercano a la contabilidad porque trabajaba en ese mismo departamento pero, con todo y sus excelentes resultados, le parecía que la Contaduría no era la carrera para él porque no lo llenaba completamente. Él quería estudiar algo que lo llevara a tomar decisiones y a incidir en la trayectoria de las compañías, entonces influenciado por esa idea y por las buenas referencias de un amigo suyo que estudiaba en la Universidad Central, ingresó a nuestras aulas.

Corría el segundo semestre del año de 1976 cuando empezó su carrera en la Universidad Central, nuestro egresado sabía que si se destacaba en sus calificaciones lograría ser eximido de los preparatorios y de la tesis, entonces con mucho rigor, preparó todas y cada una de sus clases y nuevamente cumplió con su propósito. En ese trasegar por la Central, hizo grandes amigos y consolidó un grupo de estudios impresionante al que con sus compañeros denominaron el ‘Grupo 25’, donde nació la idea de la Asociación de Egresados de Administración de Empresas, ASADEC.

De su paso por la universidad nunca pudo olvidar el ambiente acogedor y familiar que tenía cuando no era tan grande. Esa misma característica hacía que la comunicación con los altos mandos fuera más sencilla. Recuerda con cariño su gusto por el área financiera y atesora con orgullo el hecho de que para él y sus compañeros, la Central fue su bastión y fuente de satisfacción cuando le preguntaban de dónde venía.






Asimismo, no borra de la mente a sus grandes maestros, como: Oscar Mejía, Eduardo Bernal, Gonzalo Eslava, Orlando Pulido, además del profesor José Agustín, de la asignatura de Investigación Operativa, una de la más difíciles, que sobresalió por su seriedad y exigencia y quien lo hizo enfrentarse a toda una clase cuando él y su grupo de estudio, de cuatro compañeros, pasaron el primer parcial por ser aplicados y el resto de la clase se quedó. Ante ese escenario, el curso se rebeló contra el profesor con el fin de exigir uno nuevo y los cuatro se opusieron y evitaron que se cometiera una injusticia. Un hecho que lo alejó un poco del resto del grupo pero que terminó en convertirse en una gran anécdota porque todos acabaron siendo grandes amigos.

Al mismo tiempo que estudiaba, alternaba su trabajo y en los dos lados rendía con creces. Tanto así que en la Flota Mercante duró once años y se retiró porque ya tenía en mente nuevos objetivos y quería seguir creciendo. En ese tiempo también aprendió muchas cosas valiosas para su vida personal, como cuando deseó ascender pero se le presentaron obstáculos en el camino porque pusieron en concurso la vacante que era por justicia para él; eso lo llevó a hablar con su jefe y él le dijo que dejara a un lado el orgullo y que peleara en franca lid por el puesto con los otros aspirantes y, efectivamente, así lo hizo y consiguió esa oportunidad. Sin embargo, tras un buen tiempo en la Flota decidió marcharse, no en busca del dinero sino en búsqueda de la realización personal que es para él, la felicidad enmarcada en su familia.

De todas formas no se había quedado sin nada en las malos, para esa época era profesor de la Universidad Javeriana, y había calado ahí gracias a la oportunidad de su antiguo profesor de la Universidad Central, Oscar Mejía, quien también lo tuvo en cuenta para presentarle el gran reto de su vida profesional: trabajar en Morenos LTDA.

Alberto relata que cuando llegó a la empresa a mediados de los ochenta, era una compañía muy pequeña con tan solo 15 personas y arribó ahí para manejar la parte comercial y para ser socio. Era su primera experiencia en esa área, y con temor respondió al reto, pero su gran amigo Oscar Mejía lo alentó a seguir, diciéndole que en esta vida todo se aprende, animándolo porque sabía que Alberto estaba preparado para el desafío.

La entrega fue inmediata porque si tocaba ponerse la camiseta, nuestro egresado no dudaba ni un segundo en hacerlo. Para esa época Morenos Ltda., se dedicaba a la comercialización de las populares hierbas Kiska y fue Alberto quien tomó el mando en la misión de expandirse por todo el país. La empresa importaba té y no era productora, pero debido a los cambios políticos de la época y a la escasez del dólar de finales de los ochenta, fue necesario dar un giro radical. Resulta que las importaciones se cerraron, entonces de la adversidad surgieron las ideas y empezaron a producir hierbas aromáticas frescas, que fueron un hit en el mercado local debido a su novedad y los pedidos en grandes cantidades llegaron y el éxito sobrecogió a nuestro egresado sin estar buscándolo.

Alberto Peñuela había llegado al lugar indicado y encontró en Morenos Ltda, una de sus grandes pasiones. Lo dice sin reparo, en muchos episodios previos en su vida laboral sentía desánimo, pero en este lugar todo fue distinto porque gracias a las múltiples tareas que realiza, se siente feliz y pleno. Todos los días aprende algo nuevo ya que tiene que negociar con los bancos, manejar las tasas de cambio del dólar, la libra esterlina, el franco suizo y todas las monedas internacionales que inciden en la importación de sus mercancías. Sabe que debido a la enorme responsabilidad que lleva a cuestas, la toma de decisiones importantes está a la orden del día y esa situación lo ha llevado a enamorarse más de lo que hace y a edificar una compañía exitosa que hoy llega a los 150 empleados.

En cuanto a su trayectoria académica Alberto llegó a trabajar a la Central como docente, allí creó y dirigió la Especialización en Alta Gerencia Financiera y pudo obtener ese mismo título. Como docente pasó por las universidades: Javeriana, EAN, Central y actualmente trabaja en la universidad Santo Tomás dictando las clases de: Administración Empresarial, Costos y Presupuestos, y Finanzas Empresariales, además se reintegró a la EAN para dictar Costos y Presupuestos en la Especialización en Gerencia de Proyectos. Alberto es contundente en decir que la enseñanza en una de las dos cosas que más le gusta en la vida, sabe que el contacto con los estudiantes es clave por eso prefiere las clases en pregrado porque tiene la posibilidad de compartir su vasta experiencia de vida con todos.

Reconoce que le gusta dejar enseñanzas en su alumnos, por eso les habla de la importancia de decir la verdad, asumir los errores para generar credibilidad y confianza en sus superiores. Cree que como profesor hay que tener un diferencial por eso sabe que la disciplina, los principios, la valentía para tomar decisiones y los objetivos claros son valores fundamentales en la vida de un buen administrador.

El tiempo le ha bastado para estudiar también una Maestría en la Universidad de Viña del Mar en Chile, que acaba de terminar, aunque todavía le hace falta el grado. Alberto sigue conquistando todos sus objetivos como cuando entró intrépido y repleto de sueños por la puerta de la Flota Mercante Grancolombiana. Ahora sus metas han cambiado porque la sabiduría de los años le ha mostrado que en este momento ya le queda menos tiempo que el que ha vivido, por eso su familia es lo más importante: sus tres hijas que viven en el extranjero, su hijo de 16 años y su esposa.

La autorrealización la está construyendo en este tramo de su vida, haciendo su trabajo de la mejor forma posible y aproximándose a su parte espiritual, porque tiene la fe enorme de reconocer que después de esta vida hay algo más. Ahora entiende que en la vida hay que dar no solo a las personas que son próximas a nosotros sino también a los que nos necesitan. Una misión que no todos reconocemos pero que cuando nos ponemos a reflexionar, entendemos de una mejor manera.

La mañana se fue volando y tuve la dicha de escuchar la historia inspiradora de uno de nuestros egresados que nos llena de orgullo con su excelencia. Para Alberto seguramente llegarán más objetivos y su sonrisa será la mejor arma para enfrentar la incertidumbre que le traerá el mañana, que sabe que será mejor si se trabaja con disciplina, amor y entrega.

MENSAJE PARA LOS ESTUDIANTES:

Apreciados estudiantes de Administración de Empresas, ustedes tienen que pensar que tienen que ser los mejores del país y siendo los mejores, tendrán una retribución. Tienen que tener objetivos, disciplina y principios porque si cumplen con eso ustedes serán unos magníficos profesionales y engradecerán a su familia, a su universidad y a ustedes mismos.

MENSAJE PARA LOS EGRESADOS:

Apreciados egresados no olviden que su universidad es una de las mejores universidades del país, y esto lo van a saber a través de ustedes mismos porque si demuestran su capacidad, profesionalismo, disciplina y objetivos claros serán la mejor carta de presentación de la Central. Trabajemos por la universidad, pensando en nuevas formas de actualización e integración que formen un núcleo y ayuden con el progreso de la universidad y de todos los egresados.






Cena para Egresados de Contaduría Pública

El viernes 6 de noviembre a las 8:00 p.m., se dieron cita todos los ilustres egresados de Contaduría Pública que cumplieron 20, 25 y 30 años de graduación en el hotel 101 Park House, para recibir un homenaje por parte de la universidad con la celebración de una deliciosa cena.

Los asistentes que se graduaron en los años correspondientes a: 1985, 1990 y 1995, jamás imaginaron que el Departamento de Contaduría Pública y la Oficina de Egresados los fuera a certificar en conmemoración de sus respectivos quinquenios.

El evento contó con unas palabras de agradecimiento de la directora de la Oficina de Egresados, la doctora Ángela Plazas; un sentido discurso del doctor Miguel Ángel Córdoba, decano de la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables y con la participación del vicerrector académico, el doctor Fernando Chaparro y la directora del programa, la doctora María Victoria Neira.

La noche se pasó en un parpadeo con las gratas melodías de un dúo musical que amenizó la cena en medio de las risas y los aplausos de los asistentes que sintieron todo el cariño que la Universidad Central les profesa por haber contribuido con la consolidación de este importante programa.

A todos los queridos egresados que participaron, les deseamos más éxitos en sus vidas y carreras profesionales.


>



Cierre del Curso ‘El Community Manager y el Marketing en las Redes Sociales’

Desde el pasado 19 septiembre hasta el 7 de noviembre de 2015, el Departamento de Administración de Empresas y la Oficina de Egresados y Exalumnos organizaron un curso titulado: ‘El Community Manager y el Marketing en las Redes Sociales’ dirigido a todos los egresados de esa carrera.

El curso exploró a través de la consolidación de un proyecto de emprendimiento en redes sociales, las diferentes alternativas que tienen los egresados para hacer de su negocio una posibilidad real en la internet. Tocó temas como: la parrilla de contenido en redes, la creación de copys, el diseño de piezas gráficas y el manejo de índices de desempeño.

Los asistentes celebraron las clases que dictó el profesor Gustavo Moreno y se sintieron felices de la excelente organización y apoyo del departamento y la oficina. Esperamos seguir contando con la participación y el compromiso de más egresados en los cursos que están por venir.



>
Para la Universidad Central el contacto con sus Egresados es de gran importancia. la Oficina de Egresados y Exalumnos contribuye al crecimiento académico y profesional en busca del bienestar a través de diversos servicios.

Síguenos también en nuestras Redes Sociales:
Facebook
Twitter
LinkedIN
Table of Contents